[wpdreams_ajaxsearchlite]
Oportunidades de negocio para Pyme en el extranjero

El mapa de las exportaciones de la Pyme. ¿Dónde están las oportunidades de negocio? [Infografía]

Lectura: 5 min | 11 Jun 18

Dar el paso de abrir un nuevo mercado es ya, por su propia idiosincrasia, una decisión relevante y que entraña un riesgo para una empresa, de ahí que siempre tenga que estar sostenida por unos pilares financieros robustos. Sin embargo, como en cualquier decisión de marcado carácter económico, minimizar ese riesgo es posible con un detallado estudio de la estrategia a seguir.

En el caso de las exportaciones, esto se traduce en un análisis pormenorizado de cuáles son los mercados más propicios para desarrollar la actividad de tu empresa. Y aquí no cabe simplificación alguna, pues son varios los factores que se han de tener en cuenta. El Índice CaixaBank para la Internacionalización Empresarial (ICIE) menciona algunos: la accesibilidad al mercado del país destino, la facilidad para operar, el entorno financiero, el atractivo comercial y la estabilidad política e institucional.

A pesar del riesgo intrínseco, todos los indicadores apuntan en una misma dirección: estamos en un momento especialmente propicio para las exportaciones en España. De hecho, en 2017 y según los datos recogidos por Eurostat, estas crecieron un 8% en relación con el año anterior, llegando a un récord histórico de 282.300 millones de euros.

Las Pymes españolas cada día son más internacionales y han diversificado sus destinos, pasando de mercados más tradicionales como Reino Unido o Estados Unidos, donde es complicado asentarse si no se cuenta con un producto innovador, a otros territorios menos competidos. Pero, ¿cuáles son estos países?

Infografía - Aumento de las exportaciones de la Pyme

Marruecos: facilidades logísticas para las Pymes españolas

Marruecos es el centro de negocios del norte de África. Entre sus principales ventajas destacan la estabilidad política, un crecimiento económico sostenido y la nada desdeñable cercanía geográfica, lo que redunda en una reducción de los costes asociados a la logística.

Además, según la información del ICEX, su legislación incentiva la llegada de capital extranjero como consecuencia de una amplia lista de ventajas fiscales, regionales y sectoriales. A nivel impositivo, el Impuesto de Sociedades es progresivo (oscila entre el 10% y el 31%) y varía en función de la base imponible, si bien el inversor puede acogerse a algunas reducciones y exenciones.

Sectorialmente, la construcción, la industria tabaquera, la energía solar, la actividad agrícola, el transporte, los productos minerales no metálicos y la metalurgia son las actividades más indicadas para hacerse un hueco en este mercado.

Chile y México: las puertas de Iberoamérica

Según el informe Panorama de inversión española en Iberoamérica, que este año presentó su 11º edición, el 75% de las empresas encuestadas pretende aumentar su presencia en este territorio a lo largo del año 2018.

En este sentido, Chile y México son los países más atractivos a la hora de ampliar mercado, ya que forman parte de la Alianza del Pacífico y cuentan con una situación económica muy favorable.

El chileno es el mercado más liberalizado de América Latina, además de ser considerado el más estable y abierto al exterior. La Ley Marco para la Inversión Extranjera de 2015 estipula la no discriminación arbitraria con unos aranceles bajos, además de ofrecer incentivos relacionados con la promoción de energías renovables o tecnologías de alta calidad y con la creación de empresas innovadoras.

Por otro lado, debido a su desarrollo y crecimiento económico, México es otro de los mercados más atractivos para las empresas españolas. Además, su capital, México D.F., es la ciudad preferida a la hora de ubicar sus operaciones centrales, tal y como indica el anteriormente citado informe Panorama de inversión española en Iberoamérica. Por su parte, The Observatory of Economic Complexity, líder mundial de datos de comercio internacional, sitúa al país como 12º importador del mundo, con 906 miles de millones de dólares en importaciones.

Irlanda y Rusia: las dos caras de Europa

A pesar de su estrecha relación económica con el Reino Unido y los efectos negativos que el Brexit puede suponer para el país, Irlanda continúa manteniendo su atractivo como destino inversor debido, entre otros motivos, a su reducido Impuesto de Sociedades, uno de los más bajos de toda la Unión Europea, situándose en el 12,5%.

Su posición no sólo radica en sus bajos tipos impositivos, sino también en que alberga la sede europea de grandes multinacionales como Google, Amazon o Facebook y que cuenta con más de 75 convenios con países de todo el mundo, convirtiéndose en una de las regiones inversoras más demandadas a nivel mundial. Telecomunicaciones, actividades financieras, Tecnologías de la Información y la Comunicación y la industria farmacéutica son los sectores más influyentes en esta parte de Europa.

Por su parte, Rusia es tierra de oportunidades para las Pymes. Más allá de polémicas políticas de diverso calado, su mercado es atractivo gracias al crecimiento económico experimentado y a las reformas implantadas en los últimos tiempos. Las cifras no engañan: las exportaciones españolas a este país en 2017 crecieron un 16,3% respecto al 2016 y todo apunta a que continuarán haciéndolo.

En un terreno sectorial, Rusia se encuentra en plena transición hacia un sistema sanitario similar al español, donde coexistirán la sanidad pública y privada. Por esta razón, existe un gran interés en contar con empresas españolas para impulsar este nuevo modelo, una oportunidad que no conviene dejar escapar. Bienes de consumo, maquinaria y equipos para la industria textil y sector energético son otros ámbitos donde Pymes especializadas pueden exportar sus productos y servicios.

Singapur: destino prioritario en el continente asiático

Singapur es uno de los países que ha abrazado con más ímpetu el comercio internacional, suscribiendo acuerdos de libre comercio con 31 socios, tal y como explica el Informe Doing Business 2018 del Banco Mundial.

Esta excolonia británica ofrece un nivel de accesibilidad al mercado favorable para las Pymes exportadoras, pues las restricciones son escasas. Su puerto es el segundo a nivel mundial en tráfico de contenedores y el nodo con más transbordos a nivel global. Además, dispone de una avanzada red de infraestructuras de transporte,  lo que facilita enormemente el “desembarco” en el continente asiático.

Por último, debes saber que la Secretaría de Estado de Comercio y la Cámara Oficial de Comercio e Industria Española-Australiana en Sidney han suscrito recientemente un nuevo convenio para incentivar las exportaciones entre ambos países, con especial foco en aumentar el papel de las Pymes en estos movimientos, por lo que es el momento idóneo para añadir a nuestras antípodas al listado de países que te hemos presentado en el post.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.