[wpdreams_ajaxsearchlite]
oportunidades_economia_circular

Las oportunidades de la economía circular [Infografía]

Lectura: 5 min | 9 Oct 18

Autor: Daniel Hernandez

Si hablamos de las oportunidades de la economía circular, lo primero es centrarnos en su nombre. Este nos invita a pensar en lo que realmente es: volver al inicio, reutilizar. Lo de “economía” viene a decirnos que podemos sacar partido de ello. Con esto ya tenemos, más o menos, el concepto armado.

Antes de hablar de las oportunidades de la economía circular, vayamos al concepto en sí mismo. La economía circular consiste en un modelo de producción que crea valor añadido a partir de la reutilización. El objetivo es crecer respetando el entorno, afrontar un futuro de escasez y generar el menor residuo posible.

De la definición se puede obtener una primera conclusión: la economía circular es algo que llegará sí o sí. La escasez de recursos (materias primas), el cambio climático, la tecnología y los cambios culturales conducen a ello, así que mejor estar preparados.

Según la guía La ventaja Circular, de Accenture, lo primero es ver cuál de esos factores llegará primero y cuál afectará más a nuestra actividad. Los autores proponen hacernos las siguientes preguntas para iniciar el cambio: “¿qué porcentaje de nuestra base de costes está relacionada con el uso de recursos?”. “¿Cuáles son las ineficiencias de la cadena de valor circular?”.

Llegados a este punto, la búsqueda de respuestas nos llevará a observar que hay que cambiar el chip en varios aspectos. Tanto, que pueden hacernos replantearnos nuestro modelo de negocio. Aquí van los cinco modelos que define este documento y que abre las puertas a oportunidades de la economía circular.

Modelos de economía circular

  • Modelo de suministros circulares. Está basado en el uso de energías renovables.
  • Modelo de recuperación de recursos. Sacamos energía o recursos a partir de los residuos o del deshecho. Es el caso del ejemplo de Espigoladors que se verá después.
  • Modelo de prolongación de la vida útil del producto. Actualizamos, reparamos y revendemos para que duren más los productos. Es el caso de eStoks, que también se explicará después.
  • Modelo de uso compartido de plataformas. Mediante este, se fomenta la colaboración entre usuarios para que compartan el uso de productos.
  • Modelo de producto como servicio. “Es una alternativa al modelo tradicional de comprar y poseer”, dice el estudio. Los clientes en este modelo “alquilan” el producto, lo usan y lo devuelven.

¿Qué conlleva todo esto? Mucho, empezando por el diseño de los productos. Ya no estarán destinados a dejar de funcionar en un corto periodo de tiempo sino, al contrario, deberán resistir una vida más larga y el disfrute por parte de muchos usuarios. Siguiendo por el markenting, destinado a gestionar los productos y los clientes, no a vender el producto y olvidarse de este.

Otro punto importante ¿qué tecnologías necesitamos para cada modelo? El móvil o la impresión 3D, el big data o grandes tecnologías de reciclaje. Se resume así:

Oportunidades economía circular: estudio Accenture

Fuente: La ventaja circular. Tecnologías y modelos de negocio innovadores para generar valor en un mundo sin límites de crecimiento. Accenture.

Hay que plantearse todo esto, ver qué podemos aprovechar de nuestra experiencia anterior. Es decir, de nuestro modo de hacer las cosas de antaño y ver qué cuestiones se deben subcontratar.

Ventajas y desventajas de las oportunidades de la economía circular

 Según el estudio Hacia una economía circular: motivos económicos para la transición acelerada, de la Fundación Ellen MacArthur, la adopción de los fundamentos de la economía circular supondrá que Europa genere un beneficio neto de 1,8 billones de euros hasta 2030. De seguir como estamos, hasta esa misma fecha, el beneficio sería 900.000 millones de euros inferior.

Las ventajas que define el estudio son las siguientes:

  • Crecimiento económico. Vendría de la combinación de mayores ingresos por los nuevos modelos emergentes y los menores gastos que propugna el propio modelo.
  • Ahorro neto de costes en materiales. El estudio habla de un ahorro de 630.000 millones de dólares al año en materias. En bienes de consumo se podría llegar a los 700.000 millones.
  • Innovación. Más investigación para cambiar el modelo de productos poco duraderos por otros “circulares por diseño”.
  • Descenso de las emisiones. Se podría llegar a reducir a la mitad las emisiones de dióxido de carbono en Europa de aquí a 2030.
  • Reducción del consumo de materias primas. Bajaría un 32%, según el estudio, hasta 2030 y quedaría en la mitad, con respecto al registro de 2015, ya en el año 2050.

Sin embargo, el papel lo soporta todo y el planteamiento de la economía circular genera problemas que pueden ser mayores en algún tipo concreto de empresas. Por ejemplo, aquellas que se dedican a fabricar productos difíciles de reciclar. La adopción de los cánones de la nueva economía les supondría cambiar de cabo a rabo todo el planteamiento, con el coste que ello supone.

Además, la economía circular tiene un punto de colaborativa que no siempre es fácil de encontrar. Para seguir todo el ciclo de vida del producto se tiene que estar presente en él. Si no es así, hay que trabajar codo con codo con las empresas que intervienen en este. Si se opta por lo primero, los costes pueden ser demasiado elevados.

Como sistema, la economía circular también plantea un reto: el mantenimiento de una cadena de forma estricta. La reutilización constante de productos puede generar unas dependencias en ciertas industrias, que puede llevar a que si algo falla el sistema colapse.

Ventajas de aplicar la economía circular en tu empresa

Casos de éxito de la economía circular

La Fundación Ellen MacArthur, dedicada al fomento de la economía circular, aporta algunos ejemplos que pueden ser inspiradores en su página web.

Es el caso de eStoks, una empresa proveedora de equipos electrónicos con 15 empleados y sede en Recife, Brasil. En 2016 logró unos ingresos de 160.000 dólares.

Esta compañía nace en un contexto de crecimiento de la demanda por parte de la pujante clase media del país. “En 2012 se agregaron dos millones de toneladas de productos electrónicos al mercado brasileño y se generaron 1,4 millones de toneladas de desechos electrónicos, unos 7 kg por persona”, nos cuentan en la web de la Fundación.

En la empresa se percataron de que un 5% de los productos se devuelven y que no hay capacidad de recuperarlos para retornarlos al mercado. Ese “deshecho” tiene un potencial de valor de más de 2.000 millones de dólares. Así que decidieron invertir y llevarse un pellizco de esto. ¿Resultado? Entre un 50 y un 55% de los productos recuperados se reacondicionan, entre un 20 y un 25% se reparan y revenden. Entre un 10 y un 15% se desmantelan para aprovechar sus componentes en otras operaciones.

Un sector en el que se presentan buenas oportunidades para la economía circular es el agroalimentario. Se pueden encontrar diversos ejemplos en la guía de la colección de economía circular del laboratorio ecoinnovación, la Generalitat de Catalunya y la Obra Social “la Caixa”.

Ahí encontramos el de la empresa catalana Espigoladors, dedicada a realizar conservas y mermeladas artesanales a partir de excedentes de verduras y frutas. Ha sido la primera en España en hacerlo. Desde su nacimiento en 2014 y hasta el año 2017 se recuperaron más de 200 toneladas de alimentos, con el consiguiente ahorro de 133 millones de litros de agua y 830 toneladas de emisiones de CO2.

Son ejemplos, como vemos, de pequeñas empresas que aquí y allá hacen suyo el lema de replicar la naturaleza sin dejar residuos y obteniendo beneficio económico también de ello.

Autor

Daniel Hernandez

Periodista especializado en asuntos de empresa y Pymes.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.