[wpdreams_ajaxsearchlite]
Raffaele_Gricinella_Director_Marketing_Estrategico_Vodafone

Big Data: La tecnología clave para tomar decisiones de negocio

Lectura: 4 min | 30 Ago 18

Estamos seguros de que, últimamente, habrás escuchado una frase recurrente en los foros de expertos y digitalización: “los datos son el petróleo del Siglo XXI”. Siguiendo con este símil, la tecnología en general, e Internet en particular, serían las plataformas de extracción. Porque cada vez que alguien sale a correr y trackea su actividad en una app, visita un restaurante y deja una opinión en un agregador o hace una búsqueda en Google, genera datos.

Y toda esta información puedes utilizar para mejorar tu empresa, de manera que se recurre al Big Data para tomar las mejores decisiones en tu empresa y mejorar la experiencia del cliente. Acciones cotidianas como las anteriormente descritas, junto con muchas otras, producen una cantidad ingente de información que, tras un proceso de tratamiento y análisis, es posible transformar en una experiencia de usuario mucho más personalizada.

Es lo que sucede cuando, por ejemplo, visualizas una serie en una plataforma de vídeo on-demand: la información sobre tus gustos sirve para que la propia plataforma después te recomiende otras producciones que, en función de tus visualizaciones, tienen más posibilidades de interesarte.

Desde el punto de vista de las empresas cuyos usuarios generan datos esta información es muy útil para, correctamente analizada e interpretada, descubrir tendencias y relaciones desconocidas que después se traducirán en una toma de decisiones de negocio sobre una base empírica, dejando de lado la improvisación o la intuición.

Esta disciplina es la que conocemos como Big Data, definida por Raffaele Gricinella, Director de Marketing Estratégico Empresas de Vodafone, como “el procesamiento de grandes volúmenes de datos para tomar decisiones, predecir comportamientos futuros o mejorar la experiencia de cliente”.

Ventajas del Big Data para tomar las mejores decisiones en tu empresa

Actualmente, cualquier compañía genera miles -o incluso millones- de datos de distinta tipología pero, ¿en qué áreas o procesos de negocio son útiles? ¿Cuáles son los beneficios de recurrir al Big Data para tomar las mejores decisiones en tu empresa? Entre los más relevantes se encuentran los siguientes:

  1. Reducción del riesgo en la toma de decisiones: cuantos más datos, menos factores quedan sin analizar y se reduce el componente de azar de una decisión, minimizándose el margen de error.
  2. Más clientes y más fieles: los datos indicarán quiénes son los mejores clientes y qué productos o servicios demandan. Por lo tanto, es posible descubrir cuáles son sus necesidades para plantearles adquisiciones nuevas o complementarias. Pero no solo eso, sino que gracias a los datos se puede acceder a información sobre en qué franjas de edad, género o zonas geográficas hay una mayor demanda de un producto o servicio concreto, favoreciendo la detección de nuevas oportunidades y, como consecuencia, la apertura de nuevos nichos de mercado.
  3. Más información, mayor segmentación: lo que repercutirá directamente en la capacidad de personalización e impacto de las comunicaciones.
  4. Ahorro de costes: al disponer de información, las campañas son mucho más eficaces, ya que van dirigidas específicamente al sector de usuarios que pueden estar interesados, evitando que la inversión se diluya en aquellos que nunca serán clientes de una solución o producto concreto.

Además, todas las ventajas de la utilización del Big Data para tomar las mejores decisiones en tu empresa son aplicables a prácticamente todos los sectores. Raffaele Gricinella pone como ejemplo a Amazon o Netflix, “capaces de personalizar en función de las preferencias del cliente” para recomendarles el mejor producto, o Google, caso paradigmático de “cómo se pueden utilizar patrones de uso o de navegación en Internet para personalizar la publicidad”.

En el caso de Vodafone, Gricinella añade que “tenemos la suerte de trabajar en un sector donde la interacción con un cliente genera grandes cantidades de datos. Por ejemplo, cuando un cliente nos llama o nos contacta a través de una aplicación de autogestión o cuando interactúa y se conecta a nuestra red. Esto genera datos que nos permiten personalizar la experiencia de este cliente”.

La visualización y geolocalización de los datos, fundamentales para una interpretación sencilla e intuitiva

Acceder a grandes volúmenes de datos es una ventaja competitiva para una empresa, pero su interpretación se puede ver dificultada si el formato de visualización no es claro e intuitivo.

Para subsanar este problema existe la Location Intelligence o Inteligencia de Localización, que “permite añadir la dimensión geográfica a los datos para poder entender cómo objetos o personas se mueven e interactúan entre ellos”, apunta Raffaele Gricinella. “Juntando el Big Data con la Inteligencia de Localización somos capaces de aplicar técnicas de Marketing Digital al mundo físico, y buscar las audiencias que nos interesan para poder captar más clientes y generar más negocio”, añade.

En este sentido, Vodafone ha desarrollado en colaboración con CARTO la solución Vodafone Analytics, una plataforma end to end diseñada con el objetivo de aportar respuestas a las preguntas de negocio utilizando el Big Data y el análisis de datos en función a la geolocalización del usuario.

Sus aplicaciones son diversas. Sin ir más lejos, un sector que puede beneficiarse ampliamente de la Inteligencia de Localización es el del Retail: “empresas que gestionan muchas tiendas pueden empezar a tomar decisiones utilizando datos  y personalizar la publicidad en tienda o el surtido que ponen a disposición de sus clientes. O pueden decidir dónde abrir una nueva tienda en función de las personas que se mueven alrededor y dentro de esa zona”.

En definitiva, gracias a la disponibilidad de datos en tiempo real y su geolocalización, las empresas pueden escoger las mejores ubicaciones para abrir locales, establecer nuevos objetivos de negocio o segmentar a sus clientes en función de sus patrones de comportamiento. De este modo, se simplifica la toma de decisiones, se ofrece un producto o servicio de mayor calidad y el usuario disfruta de una mejor y más personal experiencia en su relación con la empresa.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.