[wpdreams_ajaxsearchlite]
cuota-autonomos-reducida-portada

Cuota reducida de autónomos: cuándo puedes solicitarla [Infografía]

Lectura: 3 min | 31 Oct 18

Tarifa plana, tarifa plana por edad, discapacidad, pluriactividad, familiares colaboradores… Son varios los supuestos para poder acogernos a la cuota reducida de autónomos. Conoce las bonificaciones, cuantías y los requisitos en esta infografía.

Existen varias medidas específicas cuyo objetivo es potenciar el empleo autónomo en España, donde, no lo olvidemos, hay ya más de 3 millones de personas inscritas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), una parte muy representativa de la fuerza laboral total.

Sin embargo, si hay alguna bonificación popular en esta materia, esa es sin duda la que reduce la cuantía de la cuota mensual de autónomos, actualmente fijada en 278,87 euros para aquellos que cotizan por la base mínima.

Profundizando en esta materia, existen varias situaciones, figuras o condiciones para solicitar la cuota reducida de autónomos, lo que supone una disminución del importe total a abonar. Algunas son de dominio público y otras no lo son tanto. Por esta razón, a continuación enumeramos y detallamos todos los supuestos que dan derecho a dicha bonificación.

Cuota reducida de autónomos

  1. Tarifa plana para autónomos:

Es una de las bonificaciones más conocidas y es aplicable en diferentes situaciones:

  • Nuevos autónomos en general: cuota mensual de 50 euros durante un año para aquellos que coticen por la base mínima o, en su caso, reducción del 80% en la cuota para los que coticen en una base superior. Una vez transcurrido el primer año, del mes 12 al 18 se beneficiarán de un 50% de reducción; y entre los meses 18 y 24, de un 30%.

Importante: para acceder a esta bonificación debes no haber estado dado de alta en el RETA en los últimos dos años. Por otra parte, si en su momento te beneficiaste de la tarifa plana, deben haber transcurrido tres años. Además, no es aplicable a los autónomos administradores de sociedades ni a los autónomos colaboradores.

  • Autónomos menores de 30 años y autónomas de menos de 35: en este supuesto, la tarifa plana continúa durante un tercer año (36 meses de bonificación por lo tanto) y, una vez se termine, tienen derecho a una bonificación del 30% en la cuota por contingencias comunes otro año más.
  • Madres autónomas que se reincorporan al RETA: cuota de 50 euros durante 12 meses siempre y cuando se hayan reincorporado al RETA en los dos años siguientes al cese de actividad por maternidad.
  1. Cuota reducida de autónomos por discapacidad

En el caso de los trabajadores por cuenta propia con una discapacidad de un 33% o superior acreditada y que coticen por la base mínima, pagarán una cuota de 50 euros durante un año. Igual que en el supuesto de la tarifa plana, si deciden cotizar por una base mayor, se beneficiarán de un 80% de reducción.

Concluido el año, disfrutarán de una bonificación del 50% sobre la cuota por contingencias comunes del mes 13 al 60. Es decir, que la duración total de la reducción será de 5 años.

  1. Autónomos en situación de pluriactividad

Esto es, aquellos autónomos que son al mismo tiempo trabajadores por cuenta propia y asalariados. Esta figura cuenta con su propia cotización y bonificaciones particulares, entre ellas una reducción durante los primeros 18 meses de su alta de la base de cotización comprendida entre el 50% de la base mínima y la base máxima. En los 18 meses posteriores, la reducción será entre el 75% de la mínima y la máxima. Estas medidas se aplican a los autónomos contratados a jornada completa.

Para aquellos en jornada parcial, la foto cambia ligeramente:

  • Primeros 18 meses: hasta 75% de la base mínima.
  • Siguientes 18 meses: hasta el 85% de la base mínima.

Recuerda que, con la última Ley de Autónomos, los profesionales en situación de pluriactividad, una vez superados los 12.368,23 euros de cotización, adquieren automáticamente el derecho a devolución del 50% del exceso en el que la cotización sobrepase esa cuantía.

  1. Autónomos colaboradores

Aquellos autónomos colaboradores que trabajen con familiares hasta un segundo grado de consanguinidad tienen derecho a una bonificación del 50% de la cuota por la base mínima durante 18 meses. Tras este período, 12 meses más al 25%.

Por último, debes tener en cuenta que también existen – aunque son los menos – supuestos en los que la cuota reducida de autónomos asciende al 100%. Es decir, que el autónomo no paga nada en este concepto:

  • Baja por maternidad o paternidad, adopción o acogimiento: durante el tiempo que dure la baja, no deberán pagar cuota. El máximo son 16 semanas.
  • Mayores de 65 años, con como mínimo 36 años y 6 meses de cotización a la Seguridad Social (cualquier régimen), no pagan cuota de manera indefinida.
  • Al cuidado de menores o personas dependientes: no pagarán cuota por contingencias comunes durante 1 año siempre y cuando contraten a un empleado a jornada completa durante un mínimo de 3 meses.

Como ves, son varias las situaciones en las que un trabajador por cuenta propia no debe hacer frente a todo el coste de cuota. La clave, conocerlas todas y solicitarlo en tiempo y con la documentación correspondiente.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.