[wpdreams_ajaxsearchlite]
Cómo ahorrar hasta un 30% en la factura energética de tu empresa con el autoconsumo

Cómo ahorrar hasta un 30% en la factura energética de tu empresa con el autoconsumo

Lectura: 4 min | 15 Feb 18

Autor: Daniel Hernandez

La factura energética es uno de los principales dolores de cabeza de las empresas. El precio resta competitividad en un mundo globalizado. De ahí que se estudien alternativas y surjan preguntas. ¿Es posible el autoconsumo eléctrico? Lo cierto es que sí. La cuestión ahora es saber si la inversión que se debe hacer compensa.

Primero toca resolver dudas para poder ahorrar en la factura energética. ¿Es legal el autoconsumo en España? La pregunta es pertinente dada la alarma que existe sobre la cuestión. Para que quede claro, la respuesta es sí. Es perfectamente legal y está regulado. Sin embargo, esto no quita para que haya controversia sobre la normativa que se ha desarrollado en nuestro país.

En octubre de 2015 se aprueba el Real Decreto 900/2015 que desata la polémica. Su texto incluía un peaje de respaldo conocido popularmente como “impuesto al sol”. Esta cuota implica realizar un desembolso por las instalaciones que estén conectadas a la red. Se justifica en que se debe contribuir a los costes del sistema eléctrico, ya que el autoconsumidor usa su propia energía pero también cuenta con el respaldo del sistema. Así lo ha avalado recientemente en una sentencia el Tribunal Supremo. Los productores, no obstante, lo ven como una tasa innecesaria.

En el último foro de la patronal fotovoltaica, UNEF, el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, se mostró dispuesto a la “eliminación de trabas administrativas” en el autoconsumo. No significa la eliminación del impuesto, pero sí un cambio.

Además de la supresión de todo rastro del impuesto, los productores piden el apoyo de las instituciones para hacer despegar el sistema del autoconsumo. Este sistema ayuda a combatir el cambio climático y mejora la competitividad empresarial.

Viesgo asegura que se puede ahorrar un 30% en la factura energética

Más allá de la polémica y con la ley vigente sobre la mesa, la cuestión es saber si es rentable el autoconsumo para las empresas. Según los cálculos del Clúster para la Internacionalización y la Innovación de las Empresas Españolas de Energía (Solartys) el ahorro en la factura de la luz puede llegar al 16%.

La empresa Viesgo amplía ese margen hasta el 30% de la factura. La compañía se dedica a instalar paneles fotovoltaicos y además ofrece en su web una calculadora para que comprobemos lo que nos podemos ahorrar.

Para conocer ese dato, el primer paso es introducir la dirección en el buscador (imagen). Después, el usuario debe completar unos datos, como el gasto mensual y la franja horaria de mayor consumo. Es en ese momento cuando se calcula el ahorro. También, el coste de la instalación de paneles.

Pese al impuesto, ¿puede ser rentable?

El peaje de respaldo se abona por seguir conectado a la red eléctrica pese a que tengamos una instalación de autoconosumo. Si esa instalación está aislada de la red, no se paga el peaje. Sin embargo, no es conveniente para empresas operar de esta manera. Así que si la instalación sí está conectada, entonces se abonará el impuesto. Además, se debe pagar también si usamos baterías que acumulan y almacenan energía que posteriormente se consume.

Esto sobre el papel. La realidad nos dice que el Gobierno todavía no ha desarrollado el sistema que permita el cobro de la tasa, por lo que a día de hoy no tiene aplicación efectiva.

La cuestión se puede resumir en la siguiente lista (muy corta) de ventajas y desventajas:

  • Ventaja: No se está aplicando el peaje.
  • Desventaja: Ese peaje está en la normativa. Se puede desarrollar (aunque no se ha mostrado intención de ello) y reduciría con mucho las posibilidades de ahorro en la factura energética.

Más allá del peaje, queda la cuestión del coste de la amortización y la instalación. Según las cifras que aporta Solartys una instalación para una Pyme, (con una potencia de 50 kilovatios pico) costaría poco menos de 70.000 euros. Rozaría los 140.000 si llegase a los 100 kilovatios pico. El retorno de la inversión sería del 16,7% de la factura al año.

¿Qué están haciendo las empresas en España?

En España ya está habiendo experiencias de autoconsumo. Una es la de la Bodega Cellers Can Blau que se autoabastece completamente gracias a un sistema de placas solares y acumuladores. Es una forma de aprovechar el sol no solo para que crezcan sus viñas. Con ello consigue ahorrar hasta 15.000 euros al año.

A mayor escala destaca la experiencia de Ikea en España. Con los paneles que tiene instalados en siete centros y dos almacenes consigue dotarse del 20% de la energía que consume. La compañía sueca promete una carrera frenética hacia la meta de la independencia. Para 2020 (y falta poco más de dos años) piensa autoabastecerse de energía al 100%. En este vídeo (en inglés, con posibilidad de subtitular en español), Ikea explica su estrategia energética:

No es Ikea la única superficie comercial que se ha lanzado al autoconsumo. Bon Preu, la cadena de supermercados, es otro ejemplo. La compañía alimenta en parte su almacén logístico de 23.000 m2 con una instalación fotovoltaica de 7.000 m2. Con ello ahorra un 40% del consumo de la red convencional.

Pero esa es la instalación más impresionante. Hasta ese momento, el grupo tenía otras nueve en distintos centros.

La tecnología se muestra eficiente y adecuada incluso para lugares con menos horas de sol. El ejemplo está en Lugo, concretamente en Laminados Villapol y sus 800 módulos fotovoltaicos. El ahorro permitirá amortizar la instalación, según la empresa instaladora EIDF, en cinco años.

 

Daniel Hernández Baldo

Autor

Daniel Hernandez

Periodista especializado en asuntos de empresa y Pymes.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.