[wpdreams_ajaxsearchlite]
presentar-declaracion-iva

5 sencillos pasos para empezar una estrategia en redes sociales

Lectura: 6 min | 13 Feb 17

Definición de objetivos, estudio de mercado y competencia, planificación de acciones, asignación de recursos y medición de resultados: si ya tienes perfiles sociales, pero quieres aprovechar al máximo tu presencia en las redes, te dejamos con los 5 pasos que no debes olvidar a la hora de crear una estrategia efectiva.

La presencia mayoritaria de marcas y empresas en las redes sociales es ya una realidad que responde a la necesidad de interactuar constantemente y casi en tiempo real con clientes y mercado, más activos que nunca en Internet. Cada vez se exigen más puntos de contacto con las empresas para dar respuesta a las demandas de los usuarios prácticamente al instante.

Es precisamente esta tendencia la que ha promovido la creación de perfiles y páginas empresariales en redes sociales como Twitter, Facebook, LinkedIn, YouTube… sin una planificación clara detrás. El resultado son unos canales gestionados por la improvisación que no acompañan al plan de negocio y a la consecución de los objetivos marcados. Ya tengas un solo perfil o varios, es necesario crear una estrategia para asegurar que estás aprovechando al máximo tu presencia y dedicando tus recursos de forma eficiente.

Las grandes organizaciones suelen contar con un profesional especializado en la gestión y presencia de redes sociales. Sin embargo, sabemos que esta figura puede ser difícilmente justificable con recursos más limitados. Por este motivo, hemos recopilado una serie de pasos para la creación de una estrategia en redes sociales que te ayudará a optimizar y sacar el máximo partido a tus perfiles.

1. Define los objetivos que quieres conseguir

No es lo mismo contar con un perfil para conseguir mayor visibilidad de tus productos que para alcanzar leads, posicionar en el entorno online, detectar tendencias del mercado o atender las peticiones o demandas de tus clientes.

Cuando creas un perfil o una página nueva debes tener claro para qué lo necesitas. En la definición de los objetivos, puedes apoyarte en herramientas como Klout o Mention para ver el nivel el nivel de la reputación online actual de tu negocio, o Buzzsumo para medir el nivel de engagement en tus perfiles sociales. En función de los datos, podrás deducir qué es lo que necesita tu empresa de las redes. Ten en cuenta, además, que cada red social tiene unas características distintas.

Pongamos que, por ejemplo, quieres comercializar un producto novedoso como son los coches eléctricos Tesla, concretamente el “Tesla Model S”. Utilizando Mention, puedes seleccionar el producto y ver su reputación online, si hay comentarios positivos y por lo tanto habría una buena acogida o, por el contrario, es un producto mal conceptuado y el objetivo en redes debe ser reputarlo.

La herramienta te permite crear un sistema de alertas en función del nombre de la empresa, producto, competidor u otros temas. Como paso previo, Mention nos pedirá que escojamos las fuentes (blogs, medios de comunicación, redes sociales, vídeos, etc.) y el idioma en el que están escritos esos posts, noticias o menciones. Una vez configurado, accederás a un panel de control desde el que podrás monitorizar todas las menciones.

Ejemplo del panel de control de Mention
Panel de control de Mention

Si estás empezando a gestionar las redes de tu negocio, es mejor elegir pocos canales que se alineen realmente con tus objetivos e ir analizando poco a poco el funcionamiento y los resultados que vayas obteniendo. Una buena manera de comenzar sería con perfiles en Twitter y LinkedIn, ya que podrías acceder al público profesional y al general.

2. Conoce lo que hace el mercado y tu competencia

La clave para diferenciarte de tus competidores es saber qué están haciendo. Un estudio de la actividad del mercado y tu competencia en redes sociales te ayudará a definir tu estrategia y actividad en tus perfiles: desde descubrir oportunidades o nichos que tu público pide y no encuentra actualmente a identificar mejores prácticas, conocer los mensajes y posicionamiento que están utilizando, etc.

Para analizar lo que está haciendo tu competencia, puedes utilizar herramientas comparativas de perfiles como Followerwonk o Tweetchup y responder a las siguientes preguntas:

  •  ¿En qué redes sociales están presentes?
  • ¿Con qué frecuencia actualizan sus publicaciones?
  •  ¿Cómo interactúan con los usuarios y cómo reaccionan ante los comentarios negativos?
  •  ¿Qué tipos de contenidos comparten y qué interacción tienen por parte de los usuarios?

El análisis de la competencia te resultará útil para abordar tu estrategia de redes sociales. Pero recuerda que el entorno digital es dinámico y está en cambio constante, por lo que es importante que no hagas un solo estudio, sino que periódicamente revises qué están haciendo otras empresas de tu sector.

Estadísticas de seguimiento de perfiles de Tweetchup
Tweetchup

3. Planifica tus acciones

Una vez que tengas claro cuáles son los objetivos y qué es lo que está haciendo tu competencia, es el momento de planificar tus acciones en los distintos canales. Cada comunidad es diferente, de modo que las acciones deben responder a los intereses de tus usuarios en cada perfil.

Ejemplo de RiteTag con estadísticas y hashtags conectados con #transformaciondigital
RiteTag

Por otro lado, a la hora de organizar y planificar los contenidos que se comparten en redes sociales hay que tener en cuenta que si el contenido es siempre informativo o divulgativo no conseguirás generar la participación necesaria para crear una comunidad. Combinar contenido informativo con contenido de utilidad, es decir, dar soluciones o recomendaciones a los usuarios, fomentará la interacción en tus perfiles. No olvides que los usuarios son siempre la mejor fuente de información. Para ello, te recomendamos que utilices plataformas de optimización de redes sociales que permiten ver el alcance y tendencia de temáticas, hashtags, etc., como por ejemplo Ready4Social, RiteTag o TweetReach.

4. Organiza tus recursos de forma eficiente

Las redes sociales requieren de una actualización periódica para generar notoriedad, visibilidad y conversaciones con tus usuarios. Esto es clave para mantener un canal de comunicación activa que impulse la conciencia de marca y, por ende, del negocio. Recurrir a un calendario de contenidos te ayudará a ahorrar tiempo y tener una visión global de lo que estás publicando en cada perfil. De la misma forma que utilizar plataformas para la gestión paralela de distintos perfiles sociales como Hootsuite, en la que puedes controlar y administrar en un único espacio toda tu actividad en redes sociales, evitando perder más tiempo del que requiere una actualización en varios perfiles.

Además de la gestión del tiempo necesario para la administración y actualización de las redes sociales, hay que valorar la asignación de recursos económicos en campañas específicas en algunos de tus perfiles, por ejemplo, si te interesa promocionar un nuevo producto, captar leads o incrementar el número de interacciones y conversaciones.

5. Mide los resultados y optimiza

Tan importante como planificar y llevar a cabo tu estrategia de redes sociales es monitorizar los resultados obtenidos. Un análisis de distintos indicadores cuantitativos y cualitativos, que permita conocer si se han cumplido los objetivos marcados al inicio, es imprescindible para optimizar y pulir la estrategia en redes sociales.

Actualmente existen en el mercado distintas herramientas de monitorización que ayudan a generar informes de resultados sobre la actividad y la interacción en los perfiles sociales. Sin ir más lejos, las propias redes sociales te ofrecen completos datos sin salir de tu cuenta a través de Facebook Insights, Twitter Analytics o LinkedIn Analytics.

Datos de actividad ofrecidos por Twitter Analytics
Twitter Analytics

Si tienes perfiles sociales y quieres optimizar de la mejor manera posible tu presencia para acompañar a tu negocio, seguir estos cinco pasos te ayudará a crecer de forma progresiva y segura. Ha llegado el momento de que te preguntes si lo que estás haciendo en redes sociales está funcionando.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.