[wpdreams_ajaxsearchlite]
cambios cotización RETA

5 cambios de cotización de los autónomos en el RETA para 2018

Lectura: 4 min | 8 Dic 17

El mes de enero supone la entrada en vigor de varias medidas aprobadas en la nueva Ley de Autónomos. Algunas de ellas afectan directamente a la cotización en el RETA. Nos detenemos en ellas y explicamos todas sus implicaciones.

De entre todas las medidas que, con la entrada en vigor de la nueva Ley de Autónomos, repercutirán en el colectivo de los trabajadores por cuenta propia, sin duda las más esperadas para muchos tienen que ver con las cotizaciones. La razón es simple: afectan directamente al bolsillo y ayudarán a que, a final de mes, por fin cuadren las cuentas.

Y es que desde que el Senado aprobase el pasado mes de octubre la llamada Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, (RETA) algunas medidas de la nueva normativa han sido de implantación inmediata, pero para otras muchas habrá que esperar hasta el comienzo de 2018.

Llegados a este punto y ante la inminente aplicación de estos cambios, es necesario actualizar y aclarar toda la información disponible para comenzar el año con los datos necesarios, de modo que puedas beneficiarte de las ventajas de la ley desde el primer momento.

1. Pago de la cuota proporcional a los días trabajados

Pongamos que eres freelance y tu volumen de trabajo es variable, que tu negocio es claramente estacional o que, por qué no, quieres tomarte unas merecidas vacaciones. Hasta ahora, independientemente de los días trabajados en un mes, la cuota de autónomo se pagaba íntegramente.

A partir de enero de 2018, con la entrada en vigor de la nueva ley, el pago será proporcional a los días trabajados. Esto es, si comienzas un mes pero te das de baja tras unos días o semanas, solo pagarás esa parte de la cuota.

Como ejemplo, si te registras en el RETA el 25 de diciembre, solo deberás abonar la cuota correspondiente a los días comprendidos entre el 25 y el 31 de diciembre

2. Tres altas y tres bajas anuales en el RETA

Otra de las reclamaciones históricas del colectivo. Nada fuera de lo normal teniendo en cuenta que, en un país como España donde el turismo es una de las principales fuentes de riqueza y empleo, la flexibilidad en el mercado se antoja imprescindible.

Por esto, los autónomos podrán darse hasta 3 veces de alta y baja en el mismo año del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. En relación con el punto anterior, los meses de alta y baja solo pagarán la parte proporcional. Eso sí, a partir de la cuarta alta, la cotización a la Seguridad Social será por el mes completo, independientemente del día de inscripción.

3. Los cambios de cotización: de 2 a 4 veces al año

En España, la gran mayoría de los autónomos, concretamente un 86,4% según la Federación de Autónomos ATA, cotiza por la base mínima. Esto supone un menor pago de impuestos, pero también una menor cobertura en el caso de baja por enfermedad o una pensión de jubilación inferior.

A día de hoy aquellos que deseaban cambiar su base de cotización en un mismo año, podían hacerlo en un máximo de dos ocasiones. Desde 2018, los que deseen adecuar su cotización y prestaciones a sus ingresos, podrán hacerlo hasta en 4 ocasiones, en estos períodos:

  • Solicitudes entre el 1 de enero y 31 de marzo, se aplicará a partir del 1 de abril.
  • Para las solicitudes realizadas entre el 1 de abril y el 30 de junio, se aplicará a partir del 1 de julio.
  • Aquellas entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, se aplicará a partir del 1 de octubre.
  • Para las solicitudes entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre, se aplicará a partir del 1 de enero del año siguiente.

4. Devolución por exceso de cotización

Una medida solo aplicable para aquellos trabajadores que estén en situación de pluriactividad, es decir, inscritos en el RETA pero también en el Régimen General.

El procedimiento habitual era que, en caso de exceso de cotización, los profesionales debían solicitar la devolución correspondiente de manera proactiva. Ahora, este procedimiento se iniciará de oficio, siendo la Tesorería de la Seguridad Social la que abonará el importe correspondiente antes del 1 de mayo del siguiente ejercicio.

5. La cotización del autónomo societario, dependiente de los Presupuestos Generales del Estado

La cotización de los autónomos societarios ha estado siempre sujeta al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), pasando, por obra y gracia de la nueva ley, a desvincularse de este y a depender de los Presupuestos Generales del Estado, por lo que se determinará en cada ejercicio, igualándose con el resto de los autónomos en este aspecto.

Esta medida será especialmente bien recibida por el colectivo, ya que durante el 2017, como consecuencia del aumento de un 8% del SMI, su cuota ha ascendió hasta los 344,71€ (siempre que coticen por la base mínima), por el 3% de subida del resto de los autónomos.

En definitiva, son varias las novedades que en 2018 traerá consigo la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo para mejorar la situación del colectivo, por lo que conviene estar informado y comenzar a aprovecharse de la nueva situación desde el día 1 de enero.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.